Cámaras Videovigilancia

Cada vez con más frecuencia las comunidades de propietarios instalan cámaras de videovigilancia desconociendo a menudo las obligaciones que, en materia de protección de datos, implica.

La Agencia Española de Protección de Datos, en una Guía publicada al efecto, nos ofrece un resumen de las obligaciones que han de seguirse en caso de instalar dispositivos de este tipo. Accede aquí a la guía.

En primer lugar, la AEPD informa que una Comunidad de Propietarios que instale cámaras será la responsable de tal fichero y que, por lo tanto, habrá de observar lo dispuesto en la Instrucción 1/2006.

Cuando las cámaras instaladas graben imágenes, la Comunidad de Propietarios tendrá que registrar ese fichero en el Registro General de Protección de Datos. Además, deberá informar que esa es una zona videovigilada y adoptar y documentar las medidas de seguridad pertinentes para la conservación de esas imágenes.

Por otra parte, resulta imprescindible formalizar un contrato con una empresa de seguridad autorizada cuando las cámaras se conecten con una central receptora de alarmas, que tendrá al menos, la condición de encargado del tratamiento.

En caso de que no se grabe, y se emitan las imágenes en CCTV (circuito cerrado) no existiría un fichero y, por tanto, no se tendría que inscribir, pero si se han de adoptar el resto de las obligaciones impuestas.

Cabe señalar que la instalación de videoporteros no genera obligaciones siempre que se limiten a identificar a la persona y facilitarle el paso, pero si lo generarían en caso de articularse mediante mecanismos que se puedan ver en ordenadores o televisiones.

Las obligaciones que impone la normativa sobre protección de datos son amplias y complejas. Ecotres, como profesionales de la Administración de Fincas, vela por el cumplimiento de la LOPD, protegiendo a las Comunidades de Propietarios del incumplimiento de la normativa que podría originar sanciones económicas de hasta 600.000 €.